Martes 12.12.2017
Actualizado hace 10min.
TEMAS

    El Bloque Socialista presenta su proyecto de Tarifa Social Universal

    Hermes Binner, Alicia Ciciliani, Gabriela Troiano y Lucila Duré

     
    Alicia Ciciliani junto a Hermes Binner
    COMPARTÍ ESTA NOTA

    El Diputado Nacional, Hermes Binner, junto a los Diputados socialistas Alicia Ciciliani, Gabriela Troiano y Lucila Duré, presentará el proyecto de Tarifa Social Universal el Miércoles 1ro de junio a las 14hs en la Sala 3 Piso 2 Anexo A de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.

    El Proyecto de Ley de Tarifa Social Universal solicita una tarifa social para todos los servicios públicos, que incluya a personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad socio- económica, jubilados o pensionados que perciban una prestación igual o menor a dos haberes mínimos nacionales, personas con certificado de discapacidad, ex combatientes de Malvinas, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, desempleados que cobren subsidio, empleados/as domésticos/as, personas con monotributo social, trabajadores bajo relación de dependencia y trabajadores monotributistas cuyos ingresos promedio mensuales sean iguales o inferiores a dos salarios mínimo vital y móvil y no perciban otros aportes.

     

    JUSTIFICACION DEL PROYECTO: TARIFA SOCIAL UNIVERSAL

    El acceso a los servicios públicos esenciales es vital para el desarrollo económico y por ello es también una parte sustancial del compromiso con la erradicación de la pobreza. Es una política de infraestructura y a la vez una política social. Esta es la base conceptual de esta nueva propuesta de Tarifa Social Universal que pretende además intentar mitigar las disparidades e inequidades regionales. En nuestro país, lamentablemente, muchas veces nuestros derechos dependen del lugar donde nos ha tocado en suerte o en desgracia nacer. El consumo o el acceso inequitativo a los servicios esenciales configuran la base de una situación de injusticia, sobre la cual se van tejiendo después historias de vida sumidas en la pobreza o la marginalidad.

    Frente al alza de precios de los servicios públicos la población en situación de vulnerabilidad va adoptando y modificando sus comportamientos con vistas a poder continuar con el servicio. A una reducción del consumo le sigue la solicitud de algún tipo de mecanismo de pago más flexible (tarifa control o subsidio si cabe). Si las dificultades persisten se pasa a la morosidad en el pago y al corte voluntario o involuntario del servicio. Esta degradación de la capacidad de pago repercute sobre las propias empresas cuando el usuario accede con posterioridad nuevamente al servicio pero de manera ilegal. Asimismo la proliferación de esquemas regulatorios y administrativos a lo largo de todo el país, por provincias, municipios y por servicios implica también incalculables costos administrativos ocultos para las jurisdicciones y/o empresas públicas y a la vez, barreras y obstáculos al acceso. Incluso a nivel nacional la Tarifa Social Federal ha establecido diferentes requisitos para el acceso según cada servicio.

    Con esta propuesta pretendemos eliminar las disparidades al acceso regionales y por servicio estableciendo una tarifa universal para todo el país y para todos los servicios públicos e incluso privados que deseen adherir. Ello implica uniformizar tanto el valor de las tarifas como los requisitos para constituirse como beneficiario subsidiado del servicio. Sabemos y conocemos con nombre y apellido una parte de las personas en situación de vulnerabilidad socio-económica, pero precisamente porque de alguna manera han sido incluidos en sistemas prestacionales, no son los que padecen las peores situaciones. Se necesita llegar a todos, incluso a aquellos de los cuales no podemos hoy determinar su condición de vulnerabilidad y definir de una vez y para siempre a quiénes es necesario considerar como tales. Esta propuesta es también entonces la oportunidad para definir técnica y certeramente los destinatarios de planes sociales, evitando a futuro situaciones de clientelismo político. Por ello el proyecto contempla la elaboración de un Registro Único de Beneficiarios de Protección Social.

    En síntesis, desde nuestra perspectiva la tarifa subsidiada debe ser parte de la estructura tarifaria y de la política de infraestructura y servicios públicos pero también es vital porque el acceso a los  servicios públicos es una puerta abierta a toda una estructura de oportunidades de desarrollo.